Guía para la protección de equipos eléctricos y electrónicos industriales

La continuidad operativa y la productividad son dos aspectos fundamentales para las empresas. No obstante, ambos dependen en gran medida del funcionamiento de sus sistemas y equipos eléctricos y electrónicos. Sin embargo, debido a su importancia para las operaciones en planta, estos dispositivos suelen estar expuestos a diversos riesgos relacionados con los ambientes específicos de cada industria.

Por esta razón, en cualquier empresa el mantenimiento y la protección de equipos eléctricos requiere de políticas preventivas para garantizar un rendimiento óptimo y prolongar su vida útil. Dado que las condiciones operativas internas y externas pueden afectar de forma negativa sus componentes, existen algunas soluciones y estrategias que cumplen esta labor fundamental. 

Cómo garantizar la protección de los equipos eléctricos y electrónicos

Cualquier equipo que contenga circuitos electrónicos es susceptible de sufrir daños. Evidentemente, en el caso de los equipos críticos para las empresas, si son costosos, difíciles de sustituir o reparar y además, contienen datos de vital importancia, es necesario protegerlos.

Para resguardar adecuadamente sus equipos sensibles, se deben contemplar varios aspectos a nivel de defensa que incluyen el diseño, la seguridad, los factores ambientales y el mantenimiento. Así mismo, cada una de estas capas requieren las siguientes acciones y pasos a seguir:

Diseño e instalación

  • Utilizar equipos con la clasificación adecuada: Busca equipos con certificaciones de seguridad como UL, CSA o IEC. Del mismo modo, debes tener en cuenta que cada industria y tipo de ambiente posee requerimientos específicos.
  • Instalar protecciones contra sobretensiones, cortocircuitos y descargas eléctricas: Instala disyuntores, protectores contra sobretensiones y sistemas de puesta a tierra para proteger los equipos de daños.
  • Implementar sistemas de puesta a tierra adecuados: Una correcta puesta a tierra ayuda a prevenir descargas eléctricas. Además, protege los equipos de daños por sobretensiones.

Mantenimiento

  • Realizar inspecciones constantes: Ejecutar pruebas y revisiones periódicamente te permitirá detectar y corregir problemas a tiempo.
  • Diseñar un programa de mantenimiento preventivo: Lo más recomendable es apegarse a las instrucciones del fabricante para el mantenimiento de cada equipo.
  • Capacitar al personal: Para realizar el mantenimiento y reparación de los equipos, el personal debe estar entrenado en seguridad eléctrica. De la misma manera, debe conocer las especificaciones técnicas de cada equipo.
  • Utilizar repuestos de calidad y las herramientas adecuadas para evitar daños a los equipos.

Monitoreo

Guía completa para la protección de equipos eléctricos y electrónicos

  • Verificar los parámetros eléctricos de los equipos: Revisa los parámetros eléctricos, la temperatura, la corriente y la tensión para detectar irregularidades.
  • Utilizar sistemas de detección. Implementa sistemas de detección de fallos para identificar problemas y prevenir fallas en los equipos.
  • Implementar un sistema de gestión de mantenimiento: Documenta las actividades de mantenimiento o reparación. De este modo, podrás llevar un seguimiento y control adecuado.

Seguridad

  • Capacitar al personal en materia de seguridad eléctrica: El personal debe conocer los riesgos asociados al trabajo con electricidad. De igual manera, debe conocer las medidas de seguridad para la protección de equipos eléctricos.
  • Bloquear el acceso no autorizado: Restringe el acceso a los sistemas eléctricos para quienes no están capacitados. Ya que sólo el personal autorizado puede operar estos equipos sensibles.
  • Señalizar adecuadamente las zonas de riesgo eléctrico: Usa letreros y señales visibles para advertir sobre riesgos eléctricos en áreas específicas.
  • Contar con un plan de emergencia en caso de accidentes eléctricos: Define un plan de acción especificando los roles. Además, define las responsabilidades para responder ante accidentes eléctricos.

Entorno y aplicación

  • Controlar las condiciones ambientales: Mantén las condiciones ambientales como la temperatura, la humedad y la presencia de polvo dentro de los rangos especificados. Por lo general, puedes usar los rangos establecidos por el fabricante para evitar daños a los equipos.
  • Resguardar los equipos de la exposición: Instala los equipos en lugares protegidos de la intemperie, la radiación solar y sustancias químicas. En caso de no ser posible, considera el uso de gabinetes especializados para su protección.
  • Climatizar adecuadamente los equipos: Una buena estrategia de climatización te ayudará a mantener una temperatura adecuada y a prevenir la humedad.

Ventajas de proteger tus equipos eléctricos con soluciones de climatización

A medida que la automatización evoluciona, exige la incorporación de tecnología más avanzada y las condiciones apropiadas para rendir al máximo. En consecuencia, muchos equipos modernos suelen generar más calor debido al aumento en su velocidad de procesamiento y mayor capacidad.

Por esa razón, se requieren soluciones de protección como los gabinetes y sistemas de control térmico para potenciar su rendimiento.

Ante esta perspectiva, las soluciones de climatización como sistema de protección de equipos eléctricos ofrecen las siguientes ventajas:

1. Contrarrestar los cambios bruscos o no controlados en las instalaciones

Esto es necesario para que la humedad y la condensación no alteren el desempeño programado. Esto se debe, a que los equipos electrónicos pierden la mitad de su vida útil cuando operan a una temperatura ambiental superior a los 18 °F o 10 °C.

2. Ahorrar costos

Un sistema de climatización permite ahorrar los costos de mantenimiento, reemplazo y adquisición de repuestos fuera de los límites establecidos en las garantías. Adicionalmente, la operatividad con calor por encima de las recomendaciones puede llevar a la anulación del respaldo establecido por el fabricante. Lo que a largo plazo impacta el presupuesto.

 

Protección de equipos eléctricos

3.  Asegurar la protección de equipos eléctricos ante el calor

La acumulación de calor puede significar fluctuaciones repentinas en componentes y circuitos más sensibles, menor rendimiento del drive, disminución gradual del MTBF (tiempo medio entre fallos) y otras fallas catastróficas para los sistemas.

 

4. Reducir las pérdidas

Un sistema de climatización permite reducir pérdidas causadas por fallas en equipos relacionados con el funcionamiento de la empresa, sus comunicaciones y áreas vitales. Asimismo, su uso puede impedir el paro de producción, retrasos en el despacho, problemas de cumplimiento y más, lo cual incide sobre los costos operativos.

5. Facilitar el cumplimiento de las buenas prácticas industriales

Esto permite que tu empresa esté en sintonía con las normativas nacionales e internacionales vigentes. Por tanto, se traduce en una mejor gestión de calidad y procesos más eficientes, contribuyendo a tu rentabilidad.

Soluciones para la protección de equipos eléctricos y electrónicos

En nVent HOFFMAN somos especialistas en sistemas de climatización para gabinetes industriales. Además, te ofrecemos una auditoría térmica para asegurar la protección de tus equipos eléctricos y electrónicos. Si quieres saber cómo podemos ayudarte, puedes contactarnos a través del chat sin compromiso.

Solicita una auditoría térmica

Compartir

Un comentario

  1. Muy interesantes y útiles sus publicaciones. ¿Cómo podría instruirme en la realización de una auditoría térmica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *